Publicado el 3/05/2021 Categoría: Actualidad

La economía española comienza a mostrar signos de recuperación



La Cámara de España prevé un contexto más favorable de cara a la segunda parte del año, con un crecimiento del PIB en 2021 superior al 5%

 

Según el avance de la Contabilidad Nacional Trimestral del INE, el PIB de la economía española se redujo un -4,3% interanual durante el primer trimestre de 2021. Esta caída, es 4,6 puntos porcentuales inferior a la registrada en el cuarto trimestre de 2020 (-8,9%). En tasa trimestral, el retroceso del PIB fue del -0,5%, cuando en el trimestre previo registró un crecimiento nulo (0%).

 

Las razones del descenso registrado este trimestre, se encuentran en el endurecimiento de las restricciones a la movilidad durante los dos primeros meses del año para intentar contener la tercera ola de la pandemia, junto con la paralización casi total de la actividad comercial y turística en amplias zonas del país.

 

No obstante, hay que poner de manifiesto cómo algunos indicadores económicos relativos al mes de marzo experimentaron avances sensibles, en parte, por la relajación de las restricciones y a la reapertura de la actividad comercial durante ese mes y, también, debido al efecto calendario al comparar con marzo del año 2020, mes en el que estalló la pandemia en España y en el que la actividad, sobre todo durante la segunda quincena, experimentó una contracción sin precedentes.

 

La aportación al crecimiento de la demanda nacional fue -2,6 puntos porcentuales (p.p.), experimentando una mejora neta respecto a la registrada en el trimestre precedente (-6,2 p.p.) debido, principalmente, al crecimiento positivo registrado por la inversión en equipo (5,9% interanual), que ha servido para compensar en parte, la caída más intensa que ha registrado la inversión en vivienda (-12,5% interanual).

 

 

El consumo de los hogares también ha mantenido un crecimiento negativo, aunque sensiblemente menos intenso que en el trimestre precedente (-4,0% interanual frente al -9,4% del cuarto trimestre de 2020).

 

La demanda externa, por su parte ha mejorado, reduciendo su aportación negativa hasta -1,6 p.p., cuando esta aportación se situó en -2,7 p.p. en el último trimestre de 2020. Con todo, se han registrado caídas en las exportaciones e importaciones durante este periodo, más intensas en el caso de las primeras.

 

La mejora relativa de la evolución del PIB durante el primer trimestre se ha trasladado al mercado de trabajo. El empleo, medido en puestos de trabajo equivalente a tiempo completo, se ha reducido un -1,9% interanual, cuando durante el trimestre precedente esa tasa fue del -5,2%. Esta trayectoria en términos absolutos refleja, principalmente, el comportamiento del mercado de trabajo durante el mes de marzo, cuando se ha registrado un crecimiento positivo en los datos de afiliación a la Seguridad Social próximo al 2%, en oposición al crecimiento negativo de los dos primeros meses del año.

 

Más información : https://empresaexterior.com//art/78585/la-economia-espanola-comienza-a-mostrar-signos-de-recuperacion?utm_campaign=news-diaria-empresa-exterior-30521&utm_medium=email&utm_source=acumbamail