Publicado el 11/02/2021 Categoría: Actualidad, Medidas

Sanidad propondrá prorrogar el cierre perimetral de Cantabria y el toque de queda y prolongará 14 días más la prohibición de consumir en el interior de la hostelería



 

 

El mantenimiento de estas medidas, que son revisables, dependerá de la evolución epidemiológica y sólo se levantarán “si alcanzamos un nivel de riesgo bajo sostenido durante al menos 7 días consecutivos”

 

 

En vista de la evolución epidemiológica actual, Sanidad propondrá la prórroga, durante un mes más, del cierre perimetral de Cantabria y del toque de queda a las 22:00 horas, medidas que vencen el próximo 14 de febrero.

 

Además, prolongará “por prudencia durante 14 días más” el cierre del interior de los establecimientos de hostelería y restauración y de casinos y salas de juego. Además, “no habrá cambios hasta que Cantabria consolide el nivel de alerta 2”, es decir, que permanezca en nivel de riesgo bajo durante, al menos, 7 días consecutivos.

 

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y el director General de Salud Pública, Reinhard Wallmann, han comparecido hoy para explicar que “los datos de Cantabria van mejor” pero “hay que ser prudentes” y seguir “muy de cerca” la evolución de la pandemia de Coronavirus en la región.

 

 

El símil del autobús Covid-19

 

Todos vamos subidos en autobús Covid-19, “que puede ir más o menos rápido por la carretera”. Este es el símil que ha utilizado Reinhard Wallmann para explicar la situación actual de la pandemia en Cantabria.

 

En este momento, nuestro autobús Covid-19 va a 289 kilómetros por hora, que traducido a datos epidemiológicos es una Incidencia Acumulada (IA) de 289 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. “Hace exactamente dos semanas, el autobús iba a 400 kilómetros por hora”, es decir, “muy, muy rápido”, con todo lo que eso conlleva. Pero, en las últimas dos semanas, ha disminuido la IA en un 30%.

 

Ahora mismo, el autobús está frenando y sus frenos “somos nosotros mismos”. Cada persona que “cumple adecuadamente las medidas de prevención del contagio” contribuye a frenar ese autobús al que ha hecho referencia el director general.

 

El resto de indicadores, ha dicho Wallmann, que también estaban en rojo “también están mejorando”. Así, la positividad está en 6,3%, “un valor muy bueno porque equivale a un umbral de riesgo medio”.

 

La ocupación hospitalaria tarda más en reaccionar, pero también está en ligero descenso y se sitúa por debajo del 10%. Sin embargo, en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) seguimos con un nivel de riesgo muy alto, con un 27% de ocupación y 32 pacientes ingresados en UCI.

 

Respecto a los centros sociosanitarios, desde el 29 de enero, se han registrado menos casos, coincidiendo, a su vez, con la inmunización completa de trabajadores y residentes de los centros de la región, por lo que “quizás la vacuna está ya haciendo su efecto”.

 

En relación a la cepa con origen en Reino Unido, “en número absolutos también está descendiendo”, lo que denota que las medidas que se han aplicado “funcionan igual de bien para esta variante del virus”, ha apuntado Wallmann. Aun así, Cantabria ha detectado un 46% de positivos del total de casos analizados en muestreo aleatorio que realiza.

 

Mejora sustancial en los cuatro municipios confinados

 

Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón “han mejorado sustancialmente sus datos”. Tal es así, que la IA a 14 días de los cuatro municipios “están casi por debajo de 400” y ninguno supera el umbral del 10% de positividad, “que ha mejorado significativamente”. Otras variables como la trazabilidad o la presencia de la variante B.1.1.7 también son mejores, ha explicado el titular de Salud Pública.

 

Por lo tanto, las medidas restrictivas para estos municipios “quedarán sin efecto a partir de las 24:00 horas de hoy”, tal y como ha anunciado el consejero de Sanidad.

 

 

Fuente : https://www.cantabria.es/web/gobierno/detalle/-/journal_content/56_INSTANCE_DETALLE/16413/12851377