Publicado el 3/12/2020 Categoría: Actualidad, Laboral

El sector público tira de la ocupación mientras el privado sigue hibernado



Sanidad, educación y Administraciones Públicas ya superan su nivel de ocupación precrisis mientras que la hostelería tiene un 18% de ocupados menos que hace un año

 

Los responsables de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social repitieron ayer que las medidas de protección al empleo adoptadas contra la pandemia, fundamentalmente las condiciones más favorables de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), han funcionado bien y han evitado un mayor descalabro del mercado laboral. Sin embargo, con la segunda ola de la pandemia, los trabajadores afectados por estos ajustes están aumentando (en 114.000 desde finales de septiembre) y están dejando una buena parte del mercado laboral en una especie de hibernación que cuanto más se alarga más peligrosa es.

 

Al tiempo la parte de la economía y el empleo más dinámicas son aquellas menos productivas. De hecho, desde la Seguridad Social destacaban ayer que, con datos corregidos de variaciones estacionales, ya hay varios sectores que no solo han recuperado todo lo perdido en el shock de la crisis (entre mediados de marzo y final de abril) sino que tienen mayores niveles de ocupación que antes de la crisis. Si bien estos sectores están entre los menos sujetos a oferta y demanda y los menos productivos de la economía. Concretamente se trata de la sanidad y los servicios sociales, que tiene casi 71.200 ocupados más; la educación, que tras dos meses de fuerte creación de empleo tiene 30.000 cotizantes más que antes de la pandemia; y la Administración Pública y Defensa, con 10.214 trabajadores más que en marzo.

 

Son tres sectores donde predomina eminentemente el empleo público pero además, las cifras de afiliados en las Administraciones Públicas muestran un fuerte avance, del 5% interanual en octubre (este dato lleva un mes de retraso), impulsado por las importantes ganancias de empleo de las autonomías, donde la afiliación crece un 8%, con 121.500 trabajadores más que hace un año. Junto a este tirón del empleo público hay sectores de entre los más productivos que han recuperado el empleo que perdieron en el peor momento de la crisis como la industria energética, el transporte, la información y las comunicaciones o el sector financiero. Otros intensivos en mano de obra como la construcción o el comercio, están a más 100.000 ocupados de los que tenían en febrero y a la industria manufacturera le quedan por recuperar 46.000.

 

Fuente:  CINCO DÍAS

 

Más información: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/12/02/economia/1606931901_457505.html