Publicado el 6/11/2020 Categoría: Actualidad

Cantabria es la comunidad donde más ha crecido las suspensiones de pagos en el tercer trimestre



 

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron un total de 22 en Cantabria en el tercer trimestre del año, el doble que en idéntico periodo de 2019, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este jueves.

 

De este modo, Cantabria, con un 100%, se sitúa como la comunidad donde más crecieron las empresas y familias en quiebra entre julio y septiembre, cuando la media lo hizo un 1,6%.

 

De hecho, la mitad de las quiebras fueron de familias, 11, frente a dos en el mismo periodo de 2019 (+450%). Las otras 11 fueron de empresas, dos más que en el tercer trimestre del año pasado (+22%).

 

En tasa intertrimestral (tercer trimestre de 2020 sobre segundo trimestre de 2020), el número de deudores concursados se disparó un 69% al registrarse nueve más.

 

De las 11 empresas que entraron en concurso en el tercer trimestre, ocho eran sociedades de responsabilidad limitada, otra una persona física con actividad empresarial, una era sociedad anónima y la restante se encuadra en la clasificación de otras.

 

Todos menos uno fueron concursos voluntarios, 12 de ellos abreviados y los otros 10 ordinarios.

 

El 45% de las empresas que entraron en concurso entre julio y septiembre en Cantabria tenían como actividad principal el sector servicios.

Asimismo, la estadística refleja que casi el 32% de las empresas concursadas en el tercer trimestre tenía entre 1 y 9 asalariados y dos, entre 20 y 49.

 

Por antigüedad, siete empresas concursadas tenían hasta doce años y las otras cuatro, desde 17 a 20 año o más.

 

La mayoría de empresas, 6, tenía un volumen de negocio de hasta 250.000 euros, aunque también hay una de entre dos y cinco millones y otra de uno a dos millones.

Datos nacionales

En España, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas subieron un 1,6% en el tercer trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2019, hasta sumar 1.678.

 

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores subieron un 6,7% en el tercer trimestre del año en tasa anual, hasta sumar 652, mientras que las empresas concursadas disminuyeron un 1,4%, hasta 1.026 procedimientos de quiebra.

 

De este modo, sumando familias y empresas, el número de deudores concursados del tercer trimestre se situó en 1.678, cifra además un 51% superior si se compara con el segundo trimestre de este año.