Publicado el 4/11/2020 Categoría: Actualidad

Cantabria se sitúa en riesgo alto por COVID-19 y tendrá que implementar nuevas medidas de respuesta



La incidencia acumulada en 14 días se situó ayer en riesgo extremo y la tasa de ocupación hospitalaria y de cuidados críticos en riesgo alto

 

 

La evolución de los datos epidemiológicos de las últimas horas eleva a Cantabria hasta el nivel tres de alerta -riesgo alto-, que el Ministerio de Sanidad califica como ‘transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario’.

 

Cantabria deberá, por tanto, implementar nuevas medidas de respuesta ante la pandemia, sobre todo, referidas al distanciamiento e higiene y prevención, para las que se tendrá en consideración el perfil de riesgo asociado a los diferentes ámbitos de la exposición.

 

Entre los datos del cierre de la jornada de ayer figuran cuatro de los indicadores en riesgo muy alto como la incidencia acumulada de casos diagnosticados en 14 días, que roza los 400, y la de 65 años o más, que se sitúa en 356.

 

Además, las tasas de ocupación de camas de hospitalización y de cuidados críticos han superado el umbral de riesgo medio y figuran ya en nivel rojo.

 

La Consejería de sanidad está trabajando en la implantación de las medidas nacionales aprobadas por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en el documento de actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19, que incluyen el cierre de ámbitos de elevado riesgo, reducción de aforos y recomendaciones de autoconfinamiento para familias con miembros de riesgo alto.

 

Fuente : https://www.cantabria.es/en/web/gobierno/detalle/-/journal_content/56_INSTANCE_DETALLE/16413/10176210