Publicado el 28/10/2020 Categoría: Actualidad, Laboral

Los rebrotes truncan la recuperación del empleo y el paro sube en 354.000 personas desde junio



 

La recuperación tras la primera ola se ha quedado corta tras los rebrotes de agosto. El número de ocupados creció hasta 19.176.900 personas respecto al segundo trimestre. El número de parados asciende a 3.722.900 y la tasa se sitúa en el 16,26%

 

 

El mercado laboral entra en un segundo estado de alarma sin haberse recuperado aún de los efectos del primero. Tras un robusto arranque de la actividad en junio, los rebrotes truncaron la recuperación y han dejado la tasa de paro en el 16,26%, con 3.722.900 parados, medio millón más que hace un año y 354.900 más que en el pasado trimestre.

 

El aumento del paro durante el periodo julio-septiembre es el más elevado desde el primer trimestre de 2012, mientras que la creación de empleo marcó cifra récord y permitió recuperar más de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior, con 570.000 puestos de trabajo.

 

Al final de septiembre, el número de personas activas en el mercado laboral ascendía a 22.899.800 personas, lo que supone casi un millón más que en el segundo trimestre del año, marcado por el confinamiento de la primera ola, y casi 100.000 personas menos que al comienzo de la pandemia. Esto significa que ha habido un proceso de reincorporación al mercado laboral que se corresponde con la temporada turística que en un principio iba a suponer el principio de la recuperación económica.

 

Se venía del peor trimestre de la historia en los registros del mercado laboral por lo que la recuperación se producía a ritmos “históricos”, según avanzaba el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Pero ya en agosto los rebrotes del virus y las medidas tomadas en países emisores de turistas hacia España para controlar los contagios pincharon el desarrollo de ese proceso y el número ocupados ha crecido desde entonces en 569.600 hasta 19.176,900 personas. La cifra es aún inferior en medio millón (504.400) al panorama que podría entenderse como previo a los efectos de la pandemia, en el primer trimestre de 2020.

 

Las consecuencias del ajuste radical de empleo llevado a cabo por la economía española en los últimos meses manifiestan que todo el peso ha corrido a cargo del sector privado. El empleo entre las empresas de esta parte de la economía ha disminuido en 805.900 personas mientras que en el sector público ha aumentado en 108.500.

 

Fuente:  EL MUNDO

 

Más información: https://www.elmundo.es/economia/2020/10/27/5f929bc721efa0bf408b45d9.html