Publicado el 10/09/2020 Categoría: Actualidad, Laboral

El Gobierno prepara nuevos y mayores incentivos para retrasar voluntariamente la jubilación



 

El Ministro Escrivá avanza que el déficit de la Seguridad Social se elevará al 2% del PIB, por la pandemia, para volver al entorno del 1,3% a partir de 2021

El déficit de la Seguridad Social se disparará este año al 2% del PIB, claramente por encima de los 25.000 millones de euros debido al “impacto transitorio” de la crisis de la pandemia de Covid-19 en las cuentas del sistema, según ha calculado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en su comparecencia en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo.

 

Este aumento del déficit –frente al 1,3% registrado en 2019– obedece por el lado de los ingresos a la aminoración de los ingresos por de las exoneraciones de cotizaciones empresariales en los ERTE y a la caída del empleo, así como a un mayor gasto por las prestaciones de cese de actividad de autónomos o al exceso de gasto en incapacidad temporal por las bajas por Covid-19. Así como al descenso del PIB. Aunque todo esto es sin contar con la transferencia de 14.500 millones de euros que el Estado transferirá este año a la Seguridad Social para costear los gastos en los que se incurra por la crisis sanitaria.

 

Si bien, Escrivá ha incidido en la transitoriedad de este mayor déficit, al calcular que en 2023, si no se aplicara ningún tipo de reforma, en 2021 los números rojos del sistema retornarían al 1,3% del PIB (unos 20.000 millones). Aunque, dicho esto, precisó que esta cantidad “dependerá del volumen de transferencias adicionales del Estado porque algunas políticas de gasto tendrán continuidad el año próximo, pero con tendencia a la desaparición, pero dependerá del comportamiento de la pandemia”.

 

Fuente:  CINCO DÍAS

 

Más información: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/09/09/economia/1599662292_898593.html