Publicado el 2/09/2020 Categoría: Actualidad, Laboral

Trabajar los viernes en casa ya no se considera teletrabajo: así avanza la negociación de la nueva ley



El Ministerio de Díaz eleva la duración de la jornada que implica teletrabajar, del 20% de las últimas conversaciones con los agentes sociales (un día a la semana), al 30% que pedían los empresarios

 

 

Ministerio de Trabajo, empresarios y sindicatos han retomado la normativa pendiente del teletrabajo, y se ha producido un cambio que se encontraba entre las solicitudes de las patronales. El nuevo documento para la creación de una nueva ley considera que el trabajo a distancia requiere un mínimo del 30% de la jornada en modo remoto, no el 20% fijado previamente.

 

En ese porcentaje estriba uno de los motivos de fricción en las negociaciones, un límite que en los últimos tanteos, de primeros de agosto, se mantenía en el mencionado 20%, la quinta parte del total. Esa cifra se cumpliría con que un día a la semana, por ejemplo el viernes, el empleado trabajara desde casa, algo que ya se posibilitaba en no pocas compañías españolas antes de la pandemia. Automáticamente, esas empresas tendrían que cubrir ciertos gastos de todos esos empleados y asimismo certificar que las labores se desarrollan en las condiciones adecuadas, también sanitarias. Las patronales empresariales CEOE y Cepyme querían evitar lo que han llamado en las negociaciones ese efecto día, y han buscado que el límite se subiera al menos a un 30%. El Gobierno lo ha amparado y los sindicatos han cedido: el nuevo texto ha acabado por recoger un nuevo tope.

 

Por contra, otro factor se ha inclinado del lado de los representantes de los trabajadores, el del período transitorio de vigencia de los convenios colectivos. Hasta este martes, se establecía que los convenios colectivos que hicieran referencia al teletrabajo se podrían mantener hasta tres años sin necesidad de afrontar modificaciones para adaptarse a la nueva ley. Después de la cita de hoy, se ha acordado que ese período se quede en un único año, de manera que más pronto que tarde las empresas queden aglutinadas dentro de la nueva normativa.

 

 

Fuente : https://www.elmundo.es/economia/2020/09/01/5f4e3f5e21efa005068b45f6.html