Publicado el 5/08/2020 Categoría: Actualidad

El mercado laboral recupera 161.000 afiliados, su mejor dato desde 2005



El mercado laboral trata de recuperar el terreno perdido durante los meses de hibernación y en plena temporada alta del turismo, pero lo hace a un ritmo muy inferior al que destruyó empleo en plena pandemia y sobre la base de contratos temporales (nueve de cada 10)

 

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 89.849 desempleados en julio (-2,33%), su mayor caída en este mes desde 1997, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Así, el total de desempleados registrados es de 3.773.034.

 

La recuperación del mercado laboral el pasado mes de julio ha llegado de la mano del sector servicios, el más castigado por la crisis. El turismo, que afronta un verano con una drástica caída del negocio, fue el que lideró esta recuperación encabezado por la hostelería.

 

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.785.554 personas en julio, lo que representa un aumento de 161.217 cotizantes respecto a la media de junio (un 0,87% más). Es el tercer mes consecutivo en que el sistema suma ocupados después del impacto de la pandemia de la COVID-19. En los últimos 12 meses, el sistema ha perdido 747.656 afiliados.

 

El número de personas incluidas en ERTE al cierre del mes de julio era de 1,18 millones, lo que supone una reducción de 712.000 respecto a los datos del pasado 30 de junio y representa una salida media diaria de casi 23.000 trabajadores. En términos relativos, el número de personas incluidas en ERTE se ha reducido un 39% respecto al 30 de junio y un 67% frente al máximo, registrado el 30 de abril. De esta forma, al cierre de julio, dos de cada tres personas incluidas en ERTE durante la pandemia habían salido de esta situación.

 

 

El número de personas trabajadoras en ERTE por fuerza mayor asciende a 932.609, lo que supone 624.000 menos que al cierre de junio (-40% en el mes). Por su parte, las personas incluidas en ERTE de no fuerza mayor ascendían a 31 de julio a 185.933, con una caída de 87.000 personas (-32% de caída mensual). Por territorios, Navarra y Murcia son las comunidades que más trabajadores han conseguido reincorporar desde las suspensiones de empleo mientras que Canarias y Baleares se sitúan el extremo opuesto, con una reducción de trabajadores afectados de entre el 40% y el 50% desde máximos. Agencias de viaje (con un 62% de trabajadores en ERTE), Transporte aéreo (con un 52%) y servicios de alojamiento (con un 47%) son los sectores que mantienen una mayor proporción de trabajadores protegidos por ERTE.

 

 

Fuente : https://amp-elmundo-es.cdn.ampproject.org/c/s/amp.elmundo.es/economia/2020/08/04/5f290a3321efa0cd178b4594.html