Publicado el 29/07/2020 Categoría: Actualidad, Laboral

La crisis del coronavirus se lleva por delante más de un millón de empleos durante el confinamiento



Casi 1,1 millones de empleos perdidos en un solo trimestre. Esas han sido las consecuencias del coronavirus y el confinamiento en el segundo trimestre del año. El dato no tiene precedentes en la serie estadística. Ni en los peores momentos de crisis anteriores se encuentra un golpe de esa magnitud, lo que no es poca cosa en un país como España, tristemente acostumbrado a rápidos ajustes laborales a base de destrucciones masivas de empleo. Ese golpe ha dejado el número total de ocupados en 18,6 millones, según la encuesta de población activa (EPA) divulgada este martes por el INE.

El impacto podría haber sido mucho mayor. Los ERTE y otras medidas de ayuda aplicadas durante la hibernación de la economía han contenido la destrucción de empleo. De hecho, el INE teniendo en cuenta estas medidas calcula que durante este trimestre han trabajado en España 13,9 millones de personas de forma efectiva, aunque en este dato también se incluyen a quienes estaban de vacaciones o de baja.