Publicado el 7/07/2020 Categoría: Actualidad

España y Portugal preparan las negociaciones sobre el Fondo de Recuperación de la Unión Europea (UE)



El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con el primer ministro de Portugal, António Costa, en el Palacio de São Bento, en Lisboa, para hablar de las negociaciones del Fondo de Recuperación de la Unión Europea (UE) que los 27 abordarán la próxima semana.

 

Durante el encuentro, Sánchez y Costa han mostrado la gran sintonía que existe entre ambos países, “vecinos y amigos”, y han hablado de los retos comunes que afrontan España y Portugal. Tras el encuentro, Sánchez ha señalado: “Julio debe ser el mes del acuerdo europeo” y ha añadido que “la unidad salva vidas, empresas y empleo”, por lo que el Fondo debe ser ambicioso y suficiente, “tomando como referencia la propuesta de la Comisión Europea”.

En la reunión de ambos dirigentes, Sánchez ha destacado que estamos ante un momento clave y que “Europa debe salvar a Europa”, confiando en que el acuerdo puede reforzar el proyecto europeo. El jefe del Ejecutivo ha añadido que considera imprescindible que los 27 alcancen un acuerdo en la reunión de la próxima semana para demostrar, una vez más, que “están a la altura” y que asumen su responsabilidad para que los ciudadanos vuelvan a recuperar su ilusión en la Unión Europea.

El presidente ha reclamado que en julio se logre un gran acuerdo financiero sobre el Fondo de Recuperación y el Marco Financiero Plurianual 2021-2027, tal y como propone la Comisión Europea (CE), y que se centre en los sectores y áreas geográficas más perjudicados por la pandemia de COVID-19. El importe de los Fondos, ha añadido Sánchez, debe ser, “como mínimo”, el que propone la CE.

Las fluidas relaciones entre España y Portugal quedaron de manifiesto la semana pasada cuando Sánchez y Costa participaron en el acto de levantamiento de controles en la frontera entre ambos países. Los países vecinos comparten retos como la despoblación, la emergencia climática, las interconexiones energéticas y de transporte, y la agenda de la UE en la que el diálogo es permanente. En este sentido, en la rueda de prensa conjunta tras la reunión, los dirigentes han acordado la pronta celebración de las Cumbres bilaterales.