Publicado el 2/07/2020 Categoría: Actualidad, Eventos, Internacional

Hacer negocios en Estados Unidos en el escenario post Covid-19



Entrevista a Mario Velo, vicepresidente sénior de Banco Sabadell en Miami

 

¿Cómo está afectando la crisis del covid-19 a Estados Unidos y en particular a su economía?

 

Mario Velo: “Fue a principios de año cuando el coronavirus se empezó a expandir pro todo Estados Unidos. En ese momento había dos pilares muy fuertes como eran el económico, 128 meses seguidos de crecimiento constante y un desempleo que era mínimo. En febrero la tasa de desempleo estaba en el nivel más bajo en 50 años, el 3,5%.

 

Hoy por hoy por desgracia todo eso ha cambiado de manera desigual. El pasado 27 de mayo se pasó la barrera simbólica de los 100.000 euros. Los Estados más afectados, con datos de mayo han sido el Estado de Nueva York, New Jersey, Illinois y California. El virus y las medidas para enfrentarlo han modificado al menos el ritmo que tenían estas ciudades, como Nueva York en donde siguen cerrados los negocios y ha visto alterada todas las costumbres.

 

Las consecuencias más agravadas, aparte de los fallecidos, han sido el colapso económico y el aumento del desempleo. La economía de EEUU se redujo un 4,8% en el primer trimestre el año y los economistas prevén que en el segundo trimestre el PIB mostrara una baja de hasta el 30%. La otra gran desgracia era la tasa del desempleo, que está disparada. No todo son noticias negativas: en mayo la tasa del desempleo se ha quedado en un 13,3%, esto ha sorprendido a muchos. De todas formas hay cerca de 40 millones de personas que han pedido el subsidio de desempleo desde mediados de marzo.

 

Ahora que la actividad empieza a reabrirse, la pregunta que se plantean los expertos es cuánto demorará en recuperarse la economía y la respuesta depende de factores aún un poco inciertos: el tiempo que el virus siga presente entre nosotros, si habrá una segunda oleada de infecciones, si la población se inmunizará o por contagio o por una vacuna, o también por cuán eficaz sea el gobierno por aliviar tanto la crisis sanitaria como la económica.

 

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento para este 2020 y el próximo 2021?

 

M.V.: “Es muy difícil todavía prever que puede ocurrir en 2021, cuando todavía tienen que pasar muchas cosas en este 2020. La caída de la actividad dependerá de la duración del confinamiento y por supuesto de la reactivación por todos estos estímulos y ayudas  que se han implementado.

 

Muchos expertos prevén un pronóstico en forma de U, nadie sabe todavía todo lo que puede acontecer. Probablemente el crecimiento del segundo trimestre del 2020 entre en números negativos y se espera iniciar la recuperación a final de año y esto va a ser con el apoyo de todas las medidas de estímulo que se han otorgado.

 

Todavía no tenemos datos pero estamos seguros de que la economía se va a contraer entre un 20 y 30% en este segundo trimestre. Se prevé que los datos sean peor que los de la Gran Recesión.

 

No todo están siendo noticias negativas: para el tercer trimestre se prevé una tendencia más alcista a medida que se va recuperando la actividad. En mayo se crearon 2,5 millones de puestos de trabajo. La noticia inmediatamente se reflejó en las bolsas.

 

Los más optimistas piensan que el daño económico causado sea menor que lo que se temía. De todas formas los economistas aún prevén que para final de año el desempleo se encuentre en torno al 10%, que es una cifra alta”.

 

 

¿La administración Trump ha aprobado alguna medida para impulsar la recuperación económica que puedan beneficiar a las empresas extranjeras, particularmente españolas? O, por el contrario, ¿se ha introducido alguna restricción proteccionista al comercio internacional?

 

M.V.: “El Gobierno ha tomado medidas de estimulo que nunca antes habían sido tomadas. Y esas medidas han sido destinadas a evitar daños muy severos que ha habido en la economía y repararlos. Para que vemos la magnitud de las ayudas: si comparamos con los 800.000 millones aprobados por la Administración Obama en la crisis de 2008, el paquete actual representaría el triple, aproximadamente un 10% del PIB y el 42% de todo el presupuesto de 2019.

 

A esto habría que sumarle las medidas de inyección del FED, la Reserva Federal. Todo en su conjunto suma en total un 30% del producto interior bruto.  Estas ayudas incluyen también a las compañías filiales de empresas españolas.

 

 

Entrevista completa : https://empresaexterior.com/art/74923/hacer-negocios-en-estados-unidos-en-el-escenario-post-covid-19