Publicado el 5/06/2020 Categoría: Actualidad, Iniciativas empresas

La empresa cántabra Efasys Medical producirá 70.000 mascarillas diarias



Se trata de material certificado realizado con telas suministradas por proveedores españoles para evitar la escasez de materias primas

 

La crisis sanitaria ha supuesto la paralización o bajo ritmo de muchas actividades productivas, pero también ha abierto las puertas para nuevas ideas de negocio. Es el caso de los empresarios cántabros que se han unido en torno a Efasys Medical, creada como una ampliación de Efasys Energía, que desde el polígono de Cros de Maliaño, está dispuesta a producir 70.000 mascarillas, además de geles hidroalcohólicos y otros materiales protectores. La maquinaria llega la próxima semana y ya se cuenta con materia prima textil realizada en España para poder comenzar la fabricación.

Efasys Energía se dedica a la instalación de células fotovoltaicas en edificios y viviendas y ofrece otra serie de servicios en el campo energético.

«Hemos comprobado que uno de los problemas básicos no solo de Cantabria, sino de toda Europa, es nuestra dependencia de terceros países para la fabricación de equipos de protección, como las mascarillas», explica Jesús Gutiérrez, que lidera el proyecto. «Estamos convencidos de que este proyecto permitirá a Cantabria reducir, sino eliminar totalmente, esa dependencia de suministradores del extranjero, o nacionales pero que emplean materias primas de importación», añade Gutiérrez.

 

El equipo de Efasys Medical ha adquirido la maquinaria necesaria, que se ha diseñado en exclusiva para la empresa para atender una producción que cumpla de manera estricta las directivas del Ministerio de Sanidad para fabricar mascarillas quirúrgicas IIR con materiales de producción nacional.

En cuanto a la plantilla inicial, será de 3 personas si bien la nueva división parte de la empresa ya existente de energía que cuenta con sus propias instalaciones y personal. Sin embargo, la vocación es poder generar empleo una vez que comience la fabricación y el proyecto avance hacia otros productos.

Las estimaciones de Efasys apuntan a la capacidad de fabricar en torno a las 70.000 unidades al día, a precios muy asequibles, para evitar la especulación con bienes de primera necesidad, y atender buena parte de las necesidades en Cantabria, aunque el diseño de producción permite ampliar el número de unidades si fuera necesario. Las ventas se realizan a grandes distribuidores, empresas y organismos autorizados.

Toda la operación logística está avanzada para que la producción de sistemas de protección de fabricación cántabra se inicie a pleno rendimiento desde principios del mes de junio. La inminente puesta en marcha de este proceso productivo con elementos exclusivamente nacionales será el último escalón de un intenso plan diseñado y desarrollado por estos emprendedores en tiempo récord.

Al tiempo que se adquiría la maquinaria imprescindible, se ha contactado y cerrado acuerdos con diversos fabricantes textiles españoles para encontrar la materia prima que garantice la protección necesaria y la homologación de las mascarillas quirúrgicas, como IIR, el mayor rango dentro de su categoría.

Además de estos sistemas de protección quirúrgica, Efasys podrá fabricar mascarillas higiénicas de alta protección, más adecuadas para el público general, con materia prima de proximidad, y que serán validadas por centros tecnológicos de España.

 

Otros productos

 

Efasys también tiene en estudio la posibilidad de ofrecer otros sistemas de protección sanitaria frente al coronavirus orientados a la higiene personal o la de los espacios públicos, y que podrá poner en el mercado cuando estén totalmente testados.

«Creemos que el consumidor, que durante los próximos meses o quizá años seremos todos, van a valorar que las mascarillas se fabrican en Cantabria y a un precio competitivo, porque de esta forma el valor añadido, los puestos de trabajo y la riqueza se quedan aquí en beneficio de toda la Comunidad», asegura Gutiérrez.

Los emprendedores cántabros que participan en esta iniciativa totalmente privada estiman que el contar con actividad que no tenga que depender de otros mercados para las materias primas se enmarca dentro de la apuesta por la economía circular.

 

Más información : https://www.eldiariomontanes.es/economia/empresa-cantabra-efasys-20200522211657-ntvo.html