Publicado el 21/05/2020 Categoría: Actualidad

El Gobierno realiza el pago del cheque resistencia a 4770 autónomos y pequeños empresarios por importe de 5,9 millones de euros



La mayor parte de los expedientes corresponden a los servicios de comidas y bebidas (28,5 por ciento) y se tienen destinados a este fin 10 millones de euros

 

 

La Consejería de Innovación, Industria, Transporte y Comercio ha pagado el cheque resistencia a 4.770 autónomos y pequeños empresarios por importe de 5,9 millones de euros. Esta iniciativa, a la que se ha previsto destinar 10 millones de euros, se tomó para apoyar a este colectivo ante la situación provocada por las medidas del estado de alarma por el COVID-19 y que obligó al cese de sus actividades. La orden que regula las ayudas que se tramitan por medio de SODERCAN se publicó en el BOC el pasado 1 de abril.

La mayor parte de estos expedientes corresponden a 1.360 relacionados con los servicios de comidas y bebidas (28,5 por ciento) que han recibido 1,9 millones, seguido de 1.020 comerciantes al por menor (21,3 por ciento) a los que se ha pagado 1,2 millones y 873 de otros servicios personales (18,3 por ciento) a los que se han abonado 1,1 millones. Le siguen, por orden de número de expedientes, los 515 relacionados con la educación (10,7 por ciento), con 603.225 euros; los 364 de servicios de alojamiento (7,6 por ciento), con 362.325 euros; los 199 de actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento (4,1 por ciento), con 226.800 euros y los 81 de venta y reparación de vehículos de motor y motocicletas (1,7 por ciento), con 101.325 euros.

El resto de expedientes se refieren a diversas actividades, como las inmobiliarias, creación artística y espectáculos, agencias de viaje, operadores de turismo, construcción de edificios, alquiler, sanitarias, administrativas de oficina, servicios sociales sin alojamiento, suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, publicidad y estudios de mercado, agricultura, fabricación de productos metálicos, recogida y tratamiento de aguas residuales, descontaminación, etc.

El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, ha destacado que la convocatoria está destinada a paliar el impacto de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 sobre las microempresas y autónomos de Cantabria para que “no tengan consecuencias negativas permanentes en la actividad y el empleo”. En este sentido, el titular del departamento ha indicado que las ayudas son complementarias con otras actuaciones de choque del Gobierno de Cantabria y está diseñada como compatible con cualquier otra procedente de otras Administraciones o entes, públicos o privados, regionales, nacionales, de la Unión Europea o de organismos internacionales, siempre que el importe total de las ayudas no supere el límite de intensidad fijado en la normativa aplicable. Son ayudas, ha añadido Martín, que intentan compensar los gastos generales de alquiler, agua luz, etc… que acaso no los cubrirá en su totalidad, pero que contribuirán a que las empresas mantengan su cuenta de resultados y tengan una reapertura “saludable” y así continuar su actividad en el futuro.

La cuantía de las ayudas ha sido diversa y ha dependido del número de trabajadores. Así, un autónomo sin empleados o una microempresa con un único trabajador, recibirá 150 euros semanales; un autónomo o microempresa con 2 y hasta 5 trabajadores, 225 euros semanales y un autónomo o microempresa con 6 y hasta 9 trabajadores, recibirá 300 euros semanales.