Publicado el 4/05/2020 Categoría: Actualidad

Industria ultima el ‘Cheque de Autónomos’ junto a las asociaciones de sector para que sea “rápido y ágil”



La ayuda cuenta con una dotación de nueve millones de euros y beneficiará hasta a 30.000 personas

 

El Gobierno de Cantabria última las bases de las ayudas del ‘Cheque de Autónomos’ tras acordar con los responsables de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Cantabria (ATA) y la Unión Profesional Cantabria (UPC) el diseño de un sistema “simplificado, ágil y eficaz”. El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, ha explicado que el procedimiento de las ayudas será “rápido” como solicitan los profesionales del sector y como él se comprometió el martes en el Parlamento de Cantabria con los grupos parlamentarios dentro de la comisión especial sobre el COVID-19.

El ‘Cheque de Autónomos’ pretende continuar apoyando a este importante grupo de trabajadores que en Cantabria superan los 40.000 para atenuar las consecuencias de la crisis sanitaria producida por el contagio del COVID-19. Después de la implantación del Cheque Resistencia, destinado a los autónomos y micropymes que fueron obligados a cesar su actividad por los Reales Decretos del Gobierno de España, la nueva ayuda cuenta con una dotación de nueve millones de euros, supondrá el pago de una tarifa plana de 286,15 euros a los autónomos y mutualistas de Cantabria y los beneficiarios pueden llegar hasta 30.000 personas.

Tras consultar a los responsables de la UPC, Andrés Diego, y de ATA, Ana Cabrero, Francisco Martín y el director general de SODERCAN, Javier Carrión, han acordado simplificar las bases para facilitar las tramitaciones de estas ayudas basándose en la declaración responsable de los solicitantes y la autorización para las comprobaciones. Entre los requisitos, además de una renta inferior a los 30.000 euros anuales, se pedirá que los autónomos certifiquen su estado por medio del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) o el correspondiente a la Mutualidad.

Martín, con el criterio de ser lo más ágil y eficaz, ha defendido que la solicitud esté basada fundamentalmente “en la buena voluntad, en la palabra del solicitante, en lo que se refiere a la responsabilidad del cumplimiento por medio de una declaración responsable, con la consiguiente autorización para que, en caso necesario, la Administración indague sobre la veracidad de los datos”.

Martín considera que los autónomos son un motor económico fundamental de Cantabria y que en esta legislatura su Consejería ha demostrado ser la Consejería de los autónomos, recordando que cuando se plantearon ayudas para las empresas y trabajadores por cuenta ajena, “nos dimos cuenta de que los autónomos se quedaron en tierra de nadie y por eso nos lanzamos a convocar estos dos cheques, que van dirigidos fundamentalmente a los trabajadores autónomos”, ha señalado el consejero.

Ambas ayudas se incluyen dentro del programa Cantabria Resiste incluido en el plan de choque del Gobierno de Cantabria, con una inversión de 53 millones de euros. Consta de 5 líneas de trabajo basadas en la información y asesoramiento, alivio de cargas empresariales, acceso a la liquidez, ayudas directas y aceleración de pagos comprometidos por el Gobierno de Cantabria