Publicado el 21/04/2020 Categoría: Actualidad, Internacional

El petróleo americano sufre una caída histórica y se adentra en terreno negativo



El coronavirus está llevando al extremo la situación en el mercado del petróleo, cuyo precio no encuentra suelo. Antes de la apertura de los mercados en Europa, el barril de West Texas Intermediate (WTI), de referencia en EEUU, ya bajó de los 15 dólares -situándose en niveles de 1999-. Era la primera señal para estar alerta. Horas después, a las puertas del inicio de cotización en Wall Street, el barril para entrega en mayo perdió el nivel de los 11 billetes verdes (10,77), pero a medida que ha avanzado la sesión en EEUU, el desplome ha hundido el precio más de un 300% hasta entrar en terreno negativo por primera vez en su historia. Al filo de las 21.30 horas, el coste del barril se sitúa en -35,8 dólares.

 

La pandemia de Covid-19 ha provocado una reducción drástica de las perspectivas de demanda para los próximos meses ante la caída de la actividad económica y las restricciones de los viajes. Hay una sobreproducción de oferta y la reducción de la demanda no sólo ha desplomado los precios, sino que también ha llevado al límite la capacidad de almacenamiento de las empresas y centros logísticos en países como EEUU. Y esta es ahora una de las principales preocupaciones.

 

Según recoge Bloomberg, las reservas de crudo en el centro de almacenamiento de Cushing (Oklahoma) -un punto clave en el país- han aumentado un 48%, hasta casi 55 millones de barriles, desde finales de febrero; el centro, de acuerdo con la AIE, tenía una capacidad de almacenamiento operativa de 76 millones a fecha de 30 de septiembre.

 

Fuente:  EL MUNDO

 

Más información: https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2020/04/20/5e9d8312fdddff97148b45dc.html