Publicado el 21/04/2020 Categoría: Actualidad

Claves del impacto económico del coronavirus en África



La expansión del COVID-19 en el continente africano en general, y en África Subsahariana en particular, tendrá efectos económicos sin precedentes. Los países africanos están tomando medidas sanitarias y económicas anticipadas, pero los vectores económicos de impacto de la pandemia son poderosos.

Resumen

 

Acostumbrada a ser foco de enfermedades endémicas y brotes epidémicos, África parecía permanecer a salvo del coronavirus al inicio del año. Sin embargo, el panorama ha cambiado rápidamente en semanas y con casos ya confirmados en casi todos los países africanos, el coronavirus se expande por el continente. De momento se estima que el mayor impacto se podría dar sobre las economías exportadoras de petróleo, pero otros factores, como la caída de las remesas y los ingresos del turismo, y el descenso del comercio y de la inversión, entre otros factores, afectarán a la totalidad de países africanos. La balanza de consecuencias de la pandemia se inclina, además, desfavorablemente hacia la población africana más vulnerable. Es una circunstancia desafortunada porque 2020 marcaba el inicio de una década de altas expectativas para el continente y la continuidad del ciclo económico expansivo.

Análisis

 

Situación actual de la epidemia en África

Aunque con semanas de retraso, la pandemia del coronavirus se ha extendido rápidamente por el continente africano. Actualmente (a 7 de abril de 2020), los cuatro países con más casos comunicados son Sudáfrica (1.686), Argelia (1.423), Egipto (1.322) y Marruecos (1.141) y sólo quedan dos países que no hayan comunicado casos de contagio (todavía): Lesoto y las islas Comoras. Teniendo en cuenta la disparidad poblacional africana, con países de 200 millones de habitantes (como Nigeria) frente a países de menos de un millón (como, por ejemplo, Cabo Verde) una mirada al número de casos por cada millón de habitantes nos proporciona una dimensión diferente de los afectados por la pandemia (o quizá de los mejores preparados en términos de detección del virus), situando a islas Mauricio, Seychelles, Yibuti y Túnez a la cabeza de casos comunicados (Figura 2).

Previsión : Analisis