Publicado el 16/12/2020 Categoría: Actualidad

Las empresas españolas, menos pesimistas que la media europea por el esperado impulso del sector exterior



España es el país de la UE con perspectivas más positivas el año próximo en cuanto a sus exportaciones

 

 

Las empresas españolas se muestran menos pesimistas que la media de la Unión Europea y la Zona Euro sobre la evolución de sus negocios en 2021 gracias al comportamiento esperado de las ventas al exterior. Así se recoge en la Encuesta de Perspectivas Empresariales 2021, elaborada por la Cámara de España entre 2.274 empresas.

 

Las expectativas de las empresas españolas para 2021, aunque continúan en terreno negativo (-1,4 puntos), se sitúan por encima de la media europea, ya que nuestras compañías son las más optimistas de Europa en cuanto a la evolución de las exportaciones.

 

Por el contrario, en relación con el resto de variables analizadas en la encuesta –ventas nacionales, empleo e inversión- las previsiones de las empresas españolas se sitúan por debajo de la media europea.

 

La Encuesta refleja el fuerte deterioro de las expectativas empresariales en 2020 como consecuencia de la pandemia global del COVID-19. Las previsiones que se hicieron para este año se vieron truncadas con el estallido de la pandemia y los resultados que esperan obtener las empresas son ahora mucho peores. El índice de confianza empresarial ha caído este 2020 en 30,2 puntos, un desplome que, sin embargo, es menos abrupto que el registrado en 2009 durante la crisis financiera (41 puntos), a pesar de que la caída del PIB ha sido más intensa en esta ocasión. Ello es debido, sobre todo, a la evolución esperada del empleo que no ha registrado unos valores negativos tan intensos como entonces.

 

Los cambios regulatorios en el mercado de trabajo, la aplicación de los ERTE, la posibilidad del teletrabajo y el compromiso de las empresas con sus trabajadores han permitido que la disminución de la confianza empresarial en términos de empleo no sea tan intensa como cabría esperar dada la evolución del PIB.

 

La encuesta pregunta por la evolución de cuatro indicadores clave para la actividad de las empresas: las ventas nacionales, el empleo, la inversión y las ventas al exterior. En el caso de estas últimas, España encabeza la lista con las expectativas más positivas sobre la evolución de las exportaciones en 2021.

 

Condicionantes de la actividad empresarial

 

Sobre los condicionantes que pueden actuar sobre la actividad empresarial en 2021, para las empresas españolas los más importantes son los costes laborales (63,3 % de las empresas consultadas) y los pagos asociados a la deuda acumulada por la crisis de COVID-19 (50,8 %). En este último caso, el porcentaje de empresarios que se muestran preocupados por dichas amortizaciones duplica al de los empresarios europeos.

 

Expectativas europeas

 

En general, las expectativas de las empresas europeas sobre la marcha de sus negocios en 2021 empeoran en todas las variables y son desfavorables respecto a las registradas un año antes, cuando no se preveía una crisis como la actual. En línea con las empresas españolas, solo el comportamiento del sector exterior presenta perspectivas favorables. 

 

Sobre los condicionantes para la marcha de los negocios en 2021, la escasez de personal cualificado, las condiciones de financiación y el Brexit son tres aspectos que preocupan más a los empresarios europeos que a los españoles.

 

Encuesta de perspectivas empresariales

 

La encuesta de Perspectivas Empresariales ha sido elaborada por las Cámaras de Comercio europeas con la opinión de 58.000 empresas, de las que 2.274 son españolas.

 

 

Fuente : https://empresaexterior.com//art/76756/las-empresas-espanolas-menos-pesimistas-que-la-media-europea-por-el-esperado-impulso-del-sector-exterior?utm_campaign=news-diaria-empresa-exterior-161220&utm_medium=email&utm_source=acumbamail