Publicado el 11/06/2020 Categoría: Actualidad

Menos del 25% de las pymes españolas están preparadas para vender a través de Internet



El ecommerce se ha convertido en un balón de oxígeno para la supervivencia de muchas empresas, a las que las medidas de confinamiento les ha imposibilitado desarrollar su actividad con normalidad. Por eso, cada vez más firmas han reparado en la necesidad de mejorar sus procesos de venta online.

 

 

 

Pese a que el comercio electrónico parece estar recibiendo el espaldarazo definitivo para convertirse en el canal preferido por muchos ciudadanos para realizar sus compras, todavía hay compañías que aún no tienen convenientemente desarrollada su estrategia para operar en Internet. Esta situación se da con especial frecuencia entre las empresas de menores dimensiones.

 

BeeDigital, empresa especializada en ofrecer este tipo de asesoramiento, ha analizado si las pymes españolas incorporan algún canal online en su estrategia de venta. Así, con datos propios, extraídos de un archivo de más de un millón de comercios, la consultora ha comprobado que sólo el 17,1% de las medianas empresas posee alguna funcionalidad de e-commerce en su web, lo que no implica que permita realizar compras. El porcentaje se reduce aún más, hasta el 6,5%, en el caso de las firmas pequeñas.

 

Estos datos evidencian que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas españolas no están adaptadas al nuevo entorno digital, al no disponer de una solución que permita mantener su canal de ventas online y generar beneficios.

 

 

Prepararse para operar en el ámbito digital

BeeDigital ha creado dos herramientas para contribuir a la solución de este problema. Se trata de las plataformas BeeDigital WebShop y BeeDigital ecommerce. Estas soluciones facilitan a las pymes la gestión de las transacciones por Internet, resultando de ayuda para impulsar la actividad y descubrir nuevas vías de negocio, ahora que el mundo online gana fuerza como motor económico.

“Vivimos una época de cambios estructurales a nivel económico, social y de consumo, que requieren de modelos flexibles y contextualizados, por lo que hemos puesto en el mercado dos nuevas soluciones adaptadas a los actuales requerimientos”, anuncia Javier Castro, consejero delegado de BeeDigital.

 

 

Beneficios para grandes y pequeños

 

Estas soluciones llegan en un contexto en el que el el comercio digital tiene más fuerza que nunca, por lo que “es fundamental que las pymes apuesten por el entorno online como eje estratégico, para desarrollarse y crecer de forma sostenible”, concluye Castro.

Lo cierto es que la situación actual ha generado un gran aumento en el volumen de transacciones de comercio electrónico, pues en las últimas semanas de confinamiento las ventas online han experimentado un crecimiento del 12,5%, según la patronal logística UNO. En muchos casos, son los grandes operadores del sector los que están registrando las ventas, pero las firmas pequeñas tienen oportunidad de utilizar estas herramientas para continuar ofreciendo sus productos en tiempos de confinamiento.

 

 

Crecimiento consolidado

 

El ecommerce puede ayudar a las pequeñas empresas a minimizar las consecuencias de la crisis del coronavirus. Si se echa la vista atrás, se comprobará que el comercio electrónico presentaba ya una tendencia al alza antes de la emergencia sanitaria.

 

 

¿Canal propio o marketplace?

 

A la hora de vender de forma online, las pequeñas empresas tienen diferentes opciones. Se pueden decantar por la venta a través de un canal propio, que ofrece la ventaja de presentar los productos en el propio contexto de la marca. Esto da una visión global de la misma y permite al usuario conocer toda la gama de productos y servicios de la firma. En esta opción, el vendedor evita los intermediarios en la venta y tiene la capacidad de decidir libremente sobre la presentación del producto, de forma personalizada y acorde a su imagen de marca.

Por otro lado, la venta en un marketplace supone un refuerzo excepcional en términos visibilidad y posicionamiento, pues estas plataformas cuentan con una estrategia de SEO optimizada. Asimismo, esta opción también permite a los negocios alcanzar un público notablemente más amplio, al estar ubicados en una gran plataforma. En este caso, también son más fáciles las ventas al extranjero, pues se eliminan barreras previas, ya sean de corte técnico o administrativo.

 

Herramientas en la mano

 

Junto al diseño web y al posicionamiento en buscadores, las redes sociales también son un elemento fundamental para estas empresas en tiempos de confinamiento, pues les permiten mantener el contacto con sus clientes de una manera directa y personalizada.

 

 

Fuente : https://www.expansion.com/ofertas-regalos/empresas/2020/06/11/5edbabc9e5fdea6b3b8b45c6.html