Publicado el 8/04/2020 Categoría: Actualidad, Medidas

Modificación del Reglamento (UE) n.º 1303/2013 y el Reglamento (UE) n.º 1301/2013 flexibilidad excepcional Fondos Estructurales



REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO por el que se modifican el Reglamento (UE) n.º 1303/2013 y el Reglamento (UE) n.º 1301/2013 en lo que respecta a medidas específicas para ofrecer una flexibilidad excepcional en el uso de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos en respuesta al brote de COVID-19

 

El primer paquete de medidas propuesto por la Comisión el 13 de marzo de 2020 introdujo una serie de cambios importantes que permiten una respuesta más eficaz en la situación actual. Mientras tanto, los efectos sobre nuestras economías y sociedades son cada vez más graves. Por lo tanto, en el segundo conjunto de medidas, es necesario ir más allá de lo que ya es posible y ofrecer una nueva flexibilidad excepcional para responder a la actual situación sin precedentes, lo que ha dado lugar a la activación de la cláusula general de salvaguardia en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
Con el fin de garantizar que pueda movilizarse toda la ayuda de los Fondos para tratar los efectos del brote de COVID-19 en nuestras economías y sociedades, como medida temporal y excepcional, sin perjuicio de las normas que deben aplicarse en circunstancias normales, es necesario dar la posibilidad temporal de una cofinanciación del 100 % con cargo al presupuesto de la UE para la ejecución de los programas de la política de cohesión, así como posibilidades adicionales de transferencia entre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión, y entre categorías de regiones. Además, se propone eximir a los Estados miembros de la necesidad de cumplir los requisitos de concentración temática, a fin de que puedan reorientar los recursos hacia los
ámbitos más afectados por la crisis actual. Esta excepción permitirá movilizar todos los recursos disponibles del FEDER, el Fondo de Cohesión y el FSE para superar los retos sin precedentes a los que se enfrentan los Estados miembros a causa del brote de COVID-19. Los Estados miembros y las regiones podrán movilizar más recursos para ampliar y prorrogar los regímenes de reducción del tiempo de trabajo, apoyar el capital de explotación de las pymes y atender los gastos inmediatos del sector de atención sanitaria.

 

PROPUESTA REGLAMENTO FLEXIBILIDAD EXCEPCIONAL USO FEIE