Publicado el 8/04/2020 Categoría: Actualidad

El Eurogrupo sigue dividido por la emisión de deuda y las condiciones del MEDE



“Hay margen para la solidaridad dentro de los instrumentos ya existentes. Tenemos que explotar estas herramientas por completo y permanecer abiertos a hacer más”. Esto dijeron el lunes Ursula von der Leyen, Charles Michel y Mário Centeno, los respectivos presidentes de la Comisión, el Consejo y el Eurogrupo, dejando de alguna forma claras cuáles eran las intenciones de Europa a la hora de buscar una respuesta común a la crisis del Covid-19. Al trío tendría que haberse unido el presidente del Parlamento Europeo, el italiano David Sassoli, quien finalmente no fue invitado a una reunión conjunta con la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.

 

La anécdota explica de alguna forma la posición en la que ha quedado Italia, el país europeo más castigado por la epidemia y el único que se ha mantenido firme rechazando de facto el MEDE y abogando por la emisión de coronabonos. También explica la división que sigue patente en Europa. El norte, encabezado por Alemania, Holanda y Austria, quiere poner en marcha el MEDE con intereses y de ninguna forma compartir riesgo. El sur, liderado por Italia, Francia y España, pide mutualizar la deuda –con los famosos coronabonos– y, salvo Italia, parte de este grupo estaba dispuesto a hacer uso del MEDE sin condiciones.

 

La propuesta de Europa, que a primera hora del miércoles continúa sin acuerdo, finalmente se materializó en una suerte de mezcla que se nutre de los instrumentos ya existentes, y que no convence a Italia, que se queda sola en sus posiciones contrarias al MEDE. España parece apoyarla si luego hay reactivación económica y Francia ha mutado hacia posiciones algo más pragmáticas. La movilización total del plan roza los 500.000 millones de euros. Se basa en las ayudas propuestas por la Comisión para luchar contra el paro (100.000 millones), en la inyección del Banco Europeo de Inversiones (hasta 200.000) y en la activación de parte del MEDE y sus créditos (cerca de 200.000 millones).

 

Fuente: CINCO DÍAS

 

Más información: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/04/07/economia/1586277961_052344.html